Enlaces y herramientas

Notas de los estudios en el Campamento de Estudio 2015 – Eben-ezer

Screen Shot 2015-08-21 at 7.47.56 AM

Este verano hemos disfrutado en Eben-ezer dos veces, una en el campamento Familiar, donde se nos hablo de la vida en el Espíritu. Esas sesiones las puedes encontrar en http://www.bit.ly/familiar15 y sus notas respectivas en http://www.bit.ly/notas15. Aqui adjunto las notas para dos sesiones en el campamento de estudio de jóvenes de agosto 2015. Una trata sobre la música y principios en la Biblia sobre ello; la otra es sobre conceptos que tenemos que el mundo nos ha dado sobre el sexo y lo que dice Dios en la Biblia. Espero que sean de ayuda.

pdfNotas del Campamento Estudio 2015

Estudio

MERIMNATE

Muchas veces son las que pecamos y ni si quiera nos damos cuenta de que pecamos. Hay un pecado que es el preocuparse, que es algo que creo que hacemos todos, en mas o menos medida, pero que lo tenemos ahí.

Jesus en Mateo 6, esta dando su primer discurso publico. Ha sentado a sus discipulos y no sabemos si el discurso es a los discipulos o si es a todas las personas que estaban anteriormente ahi; lo importante es que esta escrito para que podamos aprender de ello nosotros hoy.

Comienza dando una palabra 8 veces. Cuando un predicador empieza un discurso o una predicación repitiendo una cierta palabra ocho veces, estoy seguro que al menos hará ¡que prestes más atención a lo que esta viniendo!

Jesús comienza con makaraoi. Esta palabra simplemente quiere decir «grande, lleno» en su sentido literal. Se traduce como «feliz, bendecido, contento.» Ocho veces el Señor habla de los que le siguen, las personas que buscan el reino, son felices, contentos, bendecidos.

Esto no es risa alocada. No es desenfreno social para despertar carcajadas todas. No es la búsqueda de hacer a otros daño, desensibilizando nuestro propio carácter y presentando un frente nada cristiano.

Simplemente es el exterior y el interior de como un cristiano vive. Ser cristiano no quiere decir que eres un muermo carcas. No quiere decir que las personas te confunden con un director de una funeraria. No quiere decir que no disfrutes de los deleites, placeres y gozos que Dios mismo pone delante tuyo.

En Mateo 6.25, Jesus sigue con su discurso, diciendo «¡NO TE PREOCUPES!» – pero si te fijas, ¡son cosas básicas! 1. comer 2. beber 3. ropa.

Y tu, que andas preocupándote por tu trabajo, por tu nuevo coche, por tu relación, por tantísimas cosas que pueden rodearnos, y hacer que nuestro corazón se este estirando en mil direcciones. De hecho, merimnate, quiere decir eso, roto en varios trozos para poder ser estirado en direcciones opuestas.

Mas adelante, Jesús pregunta quien podría añadir un codo a su estatura. Esto es la apariencia física, ¡no estés preocupado por como eres! Hoy en día hay un negocio construido en simplemente hacer que las personas quieran «estar más guapos» o estar más en forma.

En Instagram, la red social de fotografías, si tienes de 100,000 a 300,000 seguidores, algo relativamente fácil de hacer, te pagan 800-1200€ por foto que anuncies un producto. Si tienes mas de 500,000, puedes pedir 2500€. Ya se han dado casos de algunas personas que han cobrado 8000€ por solo una foto, siempre relacionado con la moda o productos de belleza o estética.

¿Porque tanto dinero? Porque tenemos la tendencia a afanarnos.

Pero Jesus nos dice que no, que no dejemos que las cosas de este mundo nos sobre cojan de esta forma. Nos dice en que nos tenemos que centrar:

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Este buscar es un enfatico requerir, desear, anhelar, ¡casi demandar! Así de preocupado deberíamos estar por ¿que? – por el reino de Dios, y por su justicia. Esto no es nada más que decir la vida que Dios quiere para mi. Tengo que buscar el reino de Dios, las cosas importantes para Dios, y volcarme sobre ello con todo el esfuerzo que anteriormente ponía en mi merimnate…y también su justicia. Esto simplemente es que Dios apruebe lo que yo hago.

¿Estoy preocupado por lo que Dios piensa de lo que hago? Deléitate en Él, y no te merimnates, confía en Él, porque solo Él puede hacer. Centra tu vida en buscar el reino de Dios y su justicia, y el resto de estas cosas vendrán.

Jesus acaba esta sección con esta frase: «Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.»