Las compensaciones de Dios

IMG_1022Por Vance Havner

Y el varón de Dios respondió: Jehová puede darte mucho más que esto. 2 Cró 25.9

Amasías había contratado a un ejército de Israel para luchar contra Edom, cuando debería haber confiado en Dios. Cuando un profeta se lo desaconsejó, Amasías estaba preocupado por el dinero que había pagado por dicha asistencia. El profeta respondió con nuestro texto. En otras palabras, Dios es capaz de compensar cualquier pérdida que sostengamos cuando renunciamos a cualquier cosa por él.

Somos propensos a buscar ayuda del mundo cuando enfrentamos a una crisis. Renunciar a ella nos deja con una sensación de impotencia. ¿Qué pasa con los sacrificios que hacemos y el dinero que vamos a perder? Pero sólo intercambiamos basura en busca de tesoros y trapos por riquezas. Dios puede y abundantemente nos compensará cualquier pérdida que sostenemos. A fin y al cabo, nunca pierdes nada en la dependencia total de Dios. Pero nos deshacemos de obstáculos. Nunca es un caso perdido el confiar en Dios. Cuando para nosotros vivir es Cristo, entonces el morir es ganancia, e incluso la muerte paga dividendos.

El Señor es capaz de darnos mucho más de lo que perdemos cuando nos separamos de todo lo demás y nos dedicamos a confiar en él.

http://vancehavner.com/devotion-of-the-day-409/

¿Resignación u aceptación?

Entonces él dijo: Jehová es; haga lo que bien le pareciere.
1 Sam 3.18

Eli se renunció a la voluntad de Dios revelada por Samuel. La resignación es mejor que la rebelión o el estoicismo, pero no es la actitud más alta. Consentimos y nos resignamos a lo inevitable, ¡porque tenemos que hacerlo! Al fin y al cabo, no hay mucho que podamos hacer al respecto.

Renuncia puede traer un complejo de mártir y un orgullo egoísta a aguantar lo que venga. Mejor que todo esto es la aceptación: aceptar la voluntad de Dios cuando llega la adversidad, aprender las lecciones que están en ella y creer que están para nuestro bien. Eso es un espíritu sano y saludable. Rebelión o una simple resistencia de la aflicción nos pueden destruir. Renuncia puede hacernos “orgulloso de que somos humildes.” La aceptación entra con el plan y propósito de Dios y nos permite confiar con seguridad, a pesar de que no podemos comprender plenamente.

Algunas cosas, por supuesto, no están hechas para ser aceptadas. Son la voluntad del diablo y deben ser resistidas y vencidas. Pero lo que no puede ser cambiado se puede girar a la gloria de Dios y nuestro bien si es aceptado y transmutado de una carga a una bendición.

http://vancehavner.com/devotion-of-the-day-210/

¿Orfa o Rut?

Y Orfa besó a su madre en la ley; pero Ruth pegada a ella.
Rut 1:14

Demostramos nuestro amor por nuestra lealtad. Orfa hizo una demostración de afecto, pero fue Ruth quien dijo, “a la cual entras iré; y donde quiera que vivieres, viviré: Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios mi Dios “.
Judas traicionó al Señor con un beso, no una bofetada. Nuestro Señor es entregado con una muestra de afecto tal vez con más frecuencia que de cualquier otra manera. Le llamamos Señor, Señor, y no hacemos lo que Él dice. El que guarda sus mandamientos, ése es el que lo ama, no el que acaba de cantar “O, ¡cuanto le amo!”.
Al igual que con la mujer que gritó entre la multitud (Lc 11:27, 28) y María en el jardín (Jn. 20:17), el Señor concede poca importancia a una muestra externa de afecto, pero hace la obediencia a sus órdenes el asunto principal. Para estar seguros, Él da la bienvenida a nuestro beso: “No me diste beso; pero esta mujer … no ha cesado de besar mis pies “(Lc 7:45.); pero como con marido y mujer por lo que es con el alma y Cristo, la prueba del amor es la lealtad.

Hay abundancia domingo por la mañana de “Oprfas”, pero pocas “Ruts” que se unen a Jesús por dondequiera que vaya, que hacen de Su pueblo, su pueblo y Su Dios, su Dios.
Vance Havner
http://vancehavner.com/devotion-of-the-day-208/

De banquete y compartiendo

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.” Neh. 8.10

El reavivamiento bajo Esdras creció alrededor de la Palabra de Dios. El Evangelio no es ni un funeral ni un juego pero sí es un banquete y nuestro deber está dividido en tres partes. Hemos de “comer grosuras”, alimentarnos de la doctrina sólida y sustamciosa del Libro. También hemos de beber del “vino dulce”. La Palabra de Dios no solo fortalece sino que también edulcora, es mas dulce que la miel y su panal. Algunos creyentes son fuertes, pero no dulces.

También hemos de enviar porciones “a los que no tienen nada preparado”. Hemos de compartir, como Sansón, con sus manos llenas de miel de su encuentro con el león.

El festín del Evangelio, por lo tanto, indica fuerza, dulzura y generosidad. No llegamos a experimentar lo que Dios ha provisto hasta que no participamos de las tres. Un reavivamiento verdadero, como el de los días de Esdras, come de las grosuras, bebe del vino dulce y envía porciones a los que no tienen.

El Señor al que ama…

Porque el Señor al que ama, disciplina.” Heb 12.6

Cuando vienen problemas a nuestra vida, tendemos a olvidarnos de este hecho bendito. Si no tuviéramos castigo deberíamos preguntarnos si realmente somos hijos de Dios o no. Este pasaje (5.11) es muy explícito: si no tenemos castigo, somos bastardos y no hijos. Claro que, los injustos tienen sus problemas, y el camino del transgresor es difícil, pero la aflicción de los injustos no es el castigo del Padre. No son sus hijos.

En estos días de nociones libres, lunáticas y ligeras en cuanto a la educación de los hijos, la disciplina no quiere decir mucho. Pero Dios no ha cogido este nuevo patrón. El versículo 9 dice, “tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos.” Desafortunadamente muchos padres no han corregido, y muchos hijos no tienen reverencia ni hacia ellos ni hacia Dios. Pero el Cristiano obediente acepta la disciplina de Dios, busca aprender de sus lecciones y gana el fruto apacible de justicia. El propósito de Dios es que participemos de Su santidad. Sin duda, eso vale lo que cueste.

Pero nunca debemos olvidar esto: el castigo de Dios siempre se origina en Su amor. Porque somos partícipes de la naturaleza Divina, Sus hijos, nos castiga para que así podamos participar de Su santidad.

“Y HOY”

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.” Heb 13.8

Se dice que George Müller tenía en su escritorio esta frase: “Y HOY”. Bien puede él, y algunos como él, haber demostrado la veracidad de ello. No es difícil creer en JesuCristo como el mismo ayer. Y Él tambien probará algún día que es el mismo por los siglos. Pero JesuCristo es el mismo HOY – ¡qué cantidad de tiempo que tenemos con esa palabra! En medio de la monotonía aburrida de las cosas como están, cuando el cielo está plomizo y nada irrumpe la escena poco interesante, es mas fácil visualizar al Cristo de Galilea del Pasado o el Cristo Glorioso del Futuro que esperar grandes cosas del Cristo Sin Atractivo del Ahora.

Pero nuestro versículo insiste en “Y HOY.” No lo veremos en la carne, como le vieron en el pasado, y no lo vemos con todas las cosas bajo su dominio como un día le veremos, pero Él dijo que estaría con nosotros “todos los días”, y eso incluye hoy.

¿No son muchas las experiencias Cristianas como este versículo con el “y hoy” en letra minúscula – con una fe fuerte en el Cristo de ayer y el de los siglos pero con una fe muy débil en Su presencia y poder hoy?

¿Por qué no simplemente ser Cristianos? (III)

[Continuado] No vamos a superar el reto de este tiempo teniendo conferencias al respecto. Cuando los médicos se juntan para analizar una situación, no siempre significa que la condición del paciente es desesperada. También puede significar que los médicos están desesperados. Tanto los médicos como los pacientes están desesperados hoy en día, pero van a hacer falta mas que un sinfín de reuniones para solucionar la situación.

Debemos mas que críticos sobre la situación global. En estos días, se ha negligido la denuncia del mal, pero no es suficiente el exponer las obras muertas de la oscuridad; debemos enfocar sobre ellas la luz de un testimonio Cristiano positivo. Noe condeno su generación impía, no fustigando su degeneración, pero por su fe, que le llevo a construir el arca que salvo a su familia. Demasiados profetas han avisado acerca de un diluvio pero no han llevado a sus propias familias a salvo.

Por otro lado, ciertamente no podremos ser de ayuda a nuestra generación si nos conformamos a ella. Arrimandonos a Sodoma y Gommorra para ganarlas (argumentando que el fin justifica los medios) no va a funcionar. Lot ya lo intento y perdió tanto su familia como su reputación. No debemos conformarnos, ni simplemente ser inconformistas, ¡debemos ser transformados!

La única manera efectiva de ayudar a esta generación es ser Cristianos en medio de ella. No quiero decir miembros típicos de la Iglesia, sino Cristianos en todas las implicaciones gloriosas de esa palabra. Hace unos años vi en tablón de anuncios de una Iglesia, esta pregunta cautivadora, ¿porque no simplemente ser Cristianos? Nunca la he olvidado. Resume perfectamente todo este asunto. El pronunciar tal pregunta no resta lealtad a una iglesia local o a una denominación. Una lealtad superior no excluye la inferior, sino al contrario, la incluye. Uno es un mejor ciudadano de su país si es primero un buen ciudadano en su ciudad y fiel en su propio hogar. Un perro que sigue a todo el mundo no sirve de nada a nadie. No estoy interesado en el punto de vista de la Iglesia invisible que hace que un hombre sea invisible en su Iglesia local el domingo por la mañana. Charles H. Spurgeon lo dijo bien: “No me avergüenzo de que me llamen Calvinista, y no dudo en tomar el nombre Bautista, pero si me preguntas cual es mi credo, digo que es JesuCristo.”

A uno nunca le hace falta ser un Cristiano plus. Nunca es Cristo y o un Cristiano y. Uno es Cristiano o antiCristiano. No tienes que añadirle nada a un Cristiano, ya que todo lo que conlleva esta incluido en esa buena palabra.

Los Cristianos no necesitamos unanimidad o unificación. El único lugar donde encontraras los santos juntos es donde ya están unidos, en JesuCristo. Necesitamos mas unidad del Espíritu. Estamos de acuerdo cuando estamos en El. Un afinador no afina veinte pianos afinandolos entre ellos; se afinan con el diapasón, y cuando cada uno esta afinado con el tono estándar, entonces están afinados entre ellos. Intentar afinar grupos Cristianos de diferente opinión entre ellos es una ambición imposible. Solo cuando están afinados con Cristo estarán afinados entre ellos.

La Iglesia Primitiva tuvo que enfrentarse a una civilización pagana con muchos problemas parecidos a los nuestros. Esos Cristianos no hicieron una mesa redonda discutiendo los problemas del Imperio Romano, simplemente se atrevieron a ser Cristianos, y pusieron el mundo patas arriba. El Nuevo Testamento no esta lleno de discusiones acerca de los problemas ajenos a la Iglesia. Pablo, Pedro, Santiago y Juan se ocuparon de mantener la pureza y el poder de la Iglesia. Mientras la Iglesia tenia pureza y poder, se cuido a si misma bajo Dios, e imperios se rindieron a ella. Hoy buscamos posición, popularidad y prosperidad, y esa cosa rara llamada “prestigio”. Todas esas cosas no sirven de nada porque hemos perdido nuestra pureza en credo y en conducta, en creencia y en practica; y por haber perdido nuestra pureza hemos perdido nuestro poder.

De alguna forma ha surgido la idea de que necesitamos repensar la inspiración de las Escrituras y renovar toda nuestra teología e inventarnos un código nuevo de conducta Cristiana que vaya a la par con los tiempos y sea aceptable a nuestra Edad Nuclear.

De hecho, esta “Edad Nuclear” no es distinta a ninguna otra edad, excepto por el incremento de cacharros y trucos. Esta es una generación de pecadores pobres perdidos y la necesidad primordial es una cosecha fresca de Cristianos Nuevotestamentarios que crean la Biblia, confíen en Cristo como Salvador, y le obedezcan como Señor, que estén llenos del Espíritu, y que salgan a anunciar el Evangelio.

Mucho tiempo, cerebro y tinta se están malgastando estos días con la excusa de que necesitamos inventarnos un gran plan de fe y practica para mantenerlos al ritmo de los misiles y convocar cumbres y reuniones ecuménicas. A través de toda la historia de la Iglesia Dios ha pasado de grupos eclesiásticos pomposos y de elaborados programas de expertos y ha revolucionado el mundo con unos cuantos Cristianos completamente entregados que se burlan de los valores de este mundo y siguen una disciplina estricta, y dispuestos a ser llamados “la escoria de la sociedad” y servir de espectáculo al mundo por el escandalo de la Cruz.

¿Porque no simplemente ser Cristianos?

¿Por qué no simplemente ser Cristianos? (II)

[Continuado] Nosotros los Cristianos no tenemos confianza porque hay algo que esta mal con nuestro credo y nuestra conducta – en lo que creemos y de la forma que vivimos. Se nos dice que el modernismo y el liberalismo están muertos, pero estamos angustiados mas por sus fantasmas que sufrimos con su presencia anterior. Hay demasiados signos de interrogación animados que están en los púlpitos hoy en día y no suficientes signos de admiración. Hay una nueva brisa teológica que ha comenzado a levantarse trayendo consigo un nuevo virus. El idioma es diferente, los personajes son diferentes, el ataque es en un frente nuevo, pero el tema es casi igual. Antaño se luchaba la batalla en el abierto, pero ahora no esta de moda tomar una postura contra algo. Es un día de diplomáticos en vez de profetas. Los defensores de la fe son una raza mas débil y son mas fácilmente desarmados por la tolerancia sonriente de la nueva escuela de coexistencia pacifica. Lo que era blanco y negro ahora es gris.

En tal niebla espiritual y crepúsculo doctrinal, que un ministro hable contra herejía y se le llamara poco-Cristiano. Podemos criticar a personas que son fanáticos, pero se nos dice que tenemos falta de amor cristiano si expresamos una sospecha de lobos en pieles de ovejas.

La trompeta tiene la sordina puesta y nadie se preparara para batalla bajo tal sonido incierto. La impresión ha sido creada que los predicadores no podemos hablar con autoridad a menos que tengamos doctorados en existencialismo y Bultman. Se espera que no se moleste los predicadores comunes con esta avalancha de verbosidad. Aquellos que creemos en la Biblia podemos disfrutar de la Palabra y disfrutar los huesos para los teólogos. A algunos de nosotros no nos molestan las teorías de la inspiración, no creemos que la Biblia sea la Palabra de Dios a aplicarse a ti en un versículo y a mi en otro. Es absoluta o es obsoleta. Esta conectada al cielo y cuando hacemos un contacto adecuado recibimos un shock. Pero si nos mantenemos conectados, ¡recibimos una recarga! Hay demasiadas almas pobres que hacen contacto suficiente para mantener un shock.

El problema de las Iglesias se demuestra no solo en el credo sino en la conducta. La predicación del domingo queda anulada por la forma que la mayoría de sus miembros viven durante la semana. Creemos en la separación de la Iglesia y el estado, pero nos gustaría que los cristianos estuvieran tan preocupados por la separación de la Iglesia y el mundo. El mayor escandalo del Cristianismo es el nivel tan bajo en la vida Cristiana. Hoy en día hay mas personas que profesan ser salvos que antes, pero la calidad no es proporcional a la cantidad. No estamos mejorando el tipo de Cristiano mientras que incrementamos el tamaño. Somos muchos pero no valemos mucho. El Cristiano medio no demuestra ninguna evidencia de haber nacido de nuevo. No esta para nada interesado en una vida Cristiana mas profunda. No se preocupa por su necesidad de dejar el mundo, crucificando la carne, y resistiendo al Diablo.

No estaremos preparados para el reto de estos últimos tiempos hasta que no haya un arrepentimiento y una conversión genuinos en nuestras iglesias, tanto en credo como en conducta. Incluso aquellos Cristianos que aparentan ser sinceros y tener buenas intenciones, tienden a divorciar la doctrina de la practica. Algunos ponen todo su énfasis en la ortodoxia, dandole poca importancia al vivir diario. Otros se concentran en la experiencia, con muy poca enseñanza Bíblica. Uno es cuerpo sin espíritu, y el otro es espíritu sin cuerpo. Pero el Cristianismo no es ni un cadáver ni un fantasma.

Mientras nos preocupamos tanto por el Comunismo y otros “ismos” (y debemos estarlo) ¿por que somos tan indiferentes hacia una imitación del Cristianismo de la que muchos hombres están hablando bien? No solo el liberalismo, pero la ortodoxia muerta también, falsos “ismos” y sectas, “iglesianismo” mundano, la apariencia de piedad sin poder, la mezcla miscelánea de Laodecianismo moderno, imponente, popular, prospero, teniendo necesidad de nada, cómodamente tibio a unos 20 grados; todo esto el Señor escupirá de su boca.

¿Por qué no simplemente ser Cristianos? (I)

Hechos 11.26 “…y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Hace algún tiempo, iba en una autopista en un coche moderno un bonito domingo por la tarde. Si me pudiera haber olvidado de los titulares de prensa y de boletines de la radio por suficiente tiempo, me podría haber imaginado que estaba en un mundo ideal de paz y plenitud que es el sueño de mas de un poeta. Al ir por la carretera vi señales que indicaban “Ruta de Emergencia”, que quieren decir que “En caso de ataque nuclear, este es el camino para salir de la ciudad.” Fui bruscamente despertado a la ironía de un mundo tan lleno de maravillas científicas que amenazaba a explotar en mil pedazos por sus propios chismes.

No puedo entender como cualquier ser humano inteligente pueda sentirse orgulloso en una hora como esta. Cualquier hombre que piensa estaría rojo de vergüenza. Científicamente estamos haciendo un master; moralmente y espiritualmente estamos en párvulos. La civilización es como un mono jugando con cerillas en una habitación llena de dinamita. Hablamos de “un mundo” pero ese es un “mundo lánguido” y lo que algunos toman por los “dolores de parto” de una nueva era en realidad son los carraspeos de su muerte.

Cuando Isaías escribió “Guarda, ¿qué de la noche?” (21.11) tenia en mente un centinela en una torre de vigía buscando un enemigo con crudas armas de guerra primitiva. Hoy en día tenemos lugares en Alaska y Groenlandia donde hombres miran pantallas de radar, anticipando el momento que un fanático apriete un botón y millones de personas queden sepultadas en un horno de metal fundido.

Esta torre de vigía que vigilamos están en peligro desde dentro y desde fuera. También lo es el baluarte del Cristianismo. Nuestro enemigo mas grande no esta fuera sino dentro. El templo de la verdad no será tan dañado por los pájaros carpinteros por fuera que por las termitas por dentro. Cualquier grupo religiosos que se alardea de tener lugar para toda gama de doctrinas es como un hombre que dice “Tenemos lugar en nuestro hogar para termitas, todos son bienvenidos.” Si dejas lugar en tu casa para termitas, pronto no tendrás casa.

Si la Iglesia simplemente fuera la Iglesia – si Cristianos simplemente fueran Cristianos -nada podría parar nuestro camino. Somos como los primeros Cristianos “detrás de puertas cerradas por miedo.” Tenemos un complejo de inferioridad.

La respuesta no se encuentra en unificación ecclesial. No tenemos que juntarnos en defensa personal; tenemos que desperdigarnos en todas direcciones predicando la Palabra. Tenemos la respuesta a nuestros problemas y a los problemas del resto de la humanidad. Estábamos nosotros aquí primero. La Iglesia primitiva se enfrento con una civilización pagana, pero no hicieron un panel de discusión sobre Cesar y la esclavitud. Pablo no se junto a un simposio de filósofos paganos para discutir los problemas de sus tiempos. Whittaker Chambers dijo, “El comunismo no es mas fuerte que el fracaso de otras fes.” Todos nuestros adversarios no son mas fuertes que el fracaso de la Iglesia para levantarse a hacer su deber.

Cuantas veces he oído, al llegar para unas reuniones especiales en una Iglesia, “Esta semana va a ser una semana mala para un reavivamiento. El lunes llega el circo, el martes esta la reunión de los hijos e hijas de “Me Levantare”, el jueves el grupo de horticultura va hablar de la violeta Africana y el sábado hay fútbol. Y claro, siempre esta la televisión”. ¿Cuando ha habido una buena semana para un reavivamiento? ¿Debe la Iglesia tomar el asiento de atrás cuando cualquier atracción llegue a la ciudad? ¿Debemos tomar las sobras? ¿Porque no se tendría que preocupar el otro bando? Porque no puede la Iglesia de JesuCristo, con la respuesta a los problemas del mundo, tener un impacto tan grande que el mundo, la carne y el diablo se apiñen en consternación, diciendo “¡Será una mala semana para nosotros, es la semana evangelistica!”

[continuara….]

Gracia para terminar bien

Y aun hasta la vejez y las canas; oh Dios no me desampares, hasta que denuncie tu brazo a la posteridad, tus valentías a todos los que han de venir.” Salmo 71.18

El salmista le pide a Dios que pueda demostrarle en su vejez, tanto a su propia generación como a aquellos que han de venir, del mismo modo que ha demostrado a Dios en su juventud. Es una ambición digna. Los ojos del Señor están buscando a alguien a través de quien pueda demostrar que el Señor es fuerte, y el salmista quiere demostrar la fortaleza de Dios, no la suya. Pablo vivió para demostrar el poder de Dios perfeccionándose en sus debilidades.

En nuestros días vemos una demostración del poder de las tinieblas. Lo que necesitamos es una demostración de Dios en vidas humanas. Demasiados hombres estamos demostrando lo que podemos hacer. El salmista quería demostrar lo que Dios podía hacer. Quería terminar en su vejez lo que había comenzado a hacer en su juventud. Algunos declaran a Dios al principio de su vida y le niegan en sus últimos años. Pablo quería terminar su carrera con gozo.

¡Pídele a Dios que te gracia para terminar bien!