¡No seas un ídolo!

Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭21‬ RVR1960)

Llegamos al último versículo de 1a de Juan. Como ya indicamos en el post anterior, aquí se nos menciona el hecho de guardarnos de los ídolos.

La adoración debe ser centrada siempre en Cristo. Esta adoración no es un “Cristo +” sino SOLO Cristo. Pero a veces caemos en la tentación de “adorar” el domingo a Cristo, pero que nuestra mente, nuestro corazón y nuestra vida demuestren que hay otras cosas que toman prioridad por encima de lo que nosotros creemos (o decimos creer) de Dios, de su Palabra, y de su Hijo.

Toma por ejemplo un culto de adoración. Aunque es una acción física, y estamos de acuerdo que uno no va a conseguir su salvación mediante la asistencia a los cultos, si que se puede ver el nivel de entrega cuando surgen diferentes cosas. 

No digo que si no vas a un culto eres un hereje. No lo creo, porque en alguna ocasion he tenido que faltar a algún culto. Pero quiero que pienses en esto como ejemplo de lo que quiero decir. Ahora estamos en tiempo de elecciones. Imagínate un alcalde aspirante, que no va a algunas de las reuniones de partido, a las asambleas con el pueblo, o incluso ¡falta a la paella popular que se ha organizado!

Lo mas seguro dirías que no es muy buen candidato porque no esta entregado a la causa por la que lucha. Es exactamente lo que estoy intentando indicar aquí. Quizás tu pensamiento puede ser el de que el alcalde tiene una posición importante, mientras que tu, en la iglesia eres un simple feligrés. ¿Me podrías dar un versiculo biblico para “simple feligres? No puedes, porque no existe. Pero mira lo que sí existe:

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. (‭1 Pedro‬ ‭2‬:‭9-12‬ RVR1960)
Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. (‭1 Corintios‬ ‭12‬:‭27‬ RVR1960)
Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. (‭Romanos‬ ‭12‬:‭3-8‬ RVR1960)
donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos. (‭Colosenses‬ ‭3‬:‭11‬ RVR1960)

Creo que con la autoridad de la Biblia puedo decir con certeza de que no se contemplan “simples feligreses” en la Biblia.

Mi énfasis, con decir todo esto, es que no vayas a un culto, ni adores, ni leas tu Biblia, ni cantes en el coro, ni hagas nada por Cristo, a menos que salga de un corazón que realmente quiere hacerlo. Si no, estas siendo un hipócrita, y es precisamente lo que Juan nos indica.

Un ídolo, en lo que se refiere aquí, es algo que toma el lugar de otra cosa; es una imagen, un espejismo. Si te paras a pensarlo, Juan dice que nos guardemos de los ídolos justo después de decir:

“Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭20‬ RVR1960)”

O sea, compara lo verdadero con lo falso en la idolatría. 

Nuestro corazón debe pensar y analizar a ver si nuestras intenciones son las correctas o no. Debemos escudriñar; de hecho, la palabra que usa Juan aquí es “guardaos” es fulaso, que quiere decir “en guardia o vigilante para poder ver cualquier mal.” Si tu estas guardando tu vida espiritual de esta forma, mirando cualquier cosa que viene y que puede ser malo y detrimento para tu vida espiritual, te será de beneficio. 

Tantas veces hablamos de los ídolos siendo cosas externas (el dinero, los coches, las adicciones) – pero me gustaría presentar la idea, o el concepto de que tu puedes tener la idolatría de la hipocresía en tu corazón: presentando una parte sin realmente entregarlo todo. Estas dando una imagen, pero no estas reconociendo al verdadero Dios en tu vida y estas presentando algo que no es real en tu vida. Estas siendo, viviendo como un ídolo. 

Sigamos al Verdadero, en verdad y honestidad, y no nos dejemos llevar por nada ni nadie mas que Él.

No tienes excusa

Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭19-20‬ RVR1960)

Juan quiere recordar a las personas que le estan leyendo de unas verdades finales antes de acabar la carta. La primera verdad final es que sabemos que somos de Dios. La segunda verdad final es que el mundo esta bajo el maligno. La tercera verdad final es que sabemos que el Hijo de Dios ha venido y la cuarta esta relacionada con esto: El Hijo de Dios nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero.

Con estas cuatro cosas Juan comienza a acabar su carta a los hermanos y les lleva a un último pensamiento que veremos más tarde.

1. Sabemos que somos de Dios

Cuando eres consciente de algo, lo tienes en mente, y te resulta relativamente facil recordar y analizar y creer esa situacion. Juan les dice que ellos “saben” – perciben, lo ven con los ojos, pero entienden perfectamente que es lo que pasa. No es un saber hipotetico, sino un saber verdadero, un reconocer, y tener presente. 

Como con tantas otras cosas, el reconocer algo nos ayuda a vivir nuestras vidas de una forma u otra. Al darte cuenta que eres de Dios, tendría que afectar el cómo vives. Pero nos habituamos a nuestra posicion regalada y nos da igual todo lo que esta como tendencia malsana en nuestra vida. De hecho, si alguien comenta de que eso potencialmente nos puede ir a la contra, ¡nos molestamos con esa persona! 

Juan lo usa aqui para recordar a los hermanos, despues de toda la carta, despues de todas las palabras, recordar una cosa: Somo de Dios. Y si somos, seamos, realmente, sin excusas ni refunfuños. ¡Seamos completamente de Dios!

2. El mundo esta bajo el maligno

Esta y la primera van mano en mano, diria yo. Nosotros estamos en Dios, pero el mundo ¿donde esta? La respuesta de Juan es estan bajo el maligno. Este es un adjetivo, y quiere decir malo, maligno, malvado, retorcido, malicioso. Este mundo esta bajo la potestad de este uno que es realmente malvado. “Bajo control” aqui literalmente es estar reclinado en los brazos de, o sea, que realmente es una posicion de control y autoridad total.

Juan ya nos ha advertido una y otra vez de el mundo y de lo que contiene, y de donde viene. Hay veces que queremos de alguna manera justificar al mundo y lo que hace. Queremos decir “No es tan malo, no esta queriendo decir eso” – pero cuantas veces, si somos honestos con nosotros mismos, vemos que lo que decimos solamente lo decimos para tranquilizar nuestra propia conciencia

El mundo no va a traer nada que sea bueno. No va a intentar traer edificación a tu vida. Eso no quita el hecho de que en el area fisica, no se pueda disfrutar de arte, musica etc. Pero como cristianos debemos estar alertas porque “el mundo está bajo el maligno” – el mundo todo entero, con toda su totalidad.

3. El Hijo de Dios ha venido

Si el Hijo de Dios no hubiera venido, nuestra fe seria una tonteria; de hecho Pablo dice que somos los que seriamos los que mereceriamos mas “conmiseración” o sea, dariamos más pena.

Pero, como dice Juan, “sabemos que el Hijo de Dios ha venido”. No es un saber meramente intelectual, sino que es un ver y entender. Es como cuando decimos “Veo lo que quieres decir.” Verlo, verlo, no lo ves fisicamente; estas utilizando esta palabra, oida, para decir entiendo y comprendo, he mirado mas alla de lo puramente material que tengo delante, y en lo espiritual/metafisico podemos identificarnos.

Por eso Juan dice, sabemos, porque es un conocer sabiamente con inteligencia de lo que esta mas alla de lo que podemos ver fisicamente.

Otra question interesante es este pero que Juan usa. Quiere decir un aun y así. Eso es que esta mirando lo que dijo previamente, el hecho de que el mundo esta controlado por el maligno, y dice, aun asi, aun viendo que el mundo estaba controlado por el maligno, El vino, por amor.

Ahora miralo de esta forma: “Yo vivo en el mundo. El maligno controla el mundo, pero yo sigo a Cristo.” ¿Que clase de vida esperarias ver si alguien hiciera esta afirmación? ¿Cual sería tu respuesta ante el mundo y las cosas que estan en el mundo? No habria tolerancia, no habria indiferencia, no habria aceptación general de todas las cosas mundanas y carnales como lo hacemos ahora. YY lo hacemos porque no se refleja en nosotros que el Hijo de Dios ha venido.

4.El Hijo de Dios nos ha dado entendimiento para conocer al que es Verdadero

La palabra aqui para entendimiento es dianoia, que indica un razonamiento amplio, general y exhaustivo. Hay  veces que nos da miedo que alguien nos questiona, y eche abajo alguna cosa que hemos dicho en relacion con Dios, con Su Palabra, o con la vida Cristiana. Sin embargo, aqui Juan indica que el mismo Hijo de Dios nos ha dado toda lógica, todo potencial para SABER y poder razonar y exhaustivamente tener en mente que nosotros conocemos al que es Verdadero.

Tres veces sale la palabra alethia que es “verdad o verdadero” – conocemos al verdadero, estamos en el verdadero, y este es el verdadero

¿Porque este enfasis de Juan al funal de su carta? ¿Porque tiene tanta urgencia de decir no una, sino tres veces que Dios es verdadero, que es genuino?  

Mira que dice en el último versículo:

Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭21‬ RVR1960)

¡Guardaos de os ídolos! Juan les esta advirtiendo que tenian que alejarse de toda cosa que no fuera genuina, de toda cosa que realmente estuviera  haciendose pasar por algo que no fuera, una replica, una copia sin valor, una promesa vacia.

Juan señala que estamos en el VERDADERO, y que este VERDADERO tiene la vida eterna. Sus promesas no son vacias, sus intenciones son justas, su amor es verdadero y nosotros, como meros humanos, podemos tener un entendimiento que analiza, estudia y escoge conocer a este ALETHIA.

La práctica hace la perfección

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭18‬)

Recuerdo cuando era pequeño que mis padres me habian puesto para hacer clases de piano. Habian muchas veces que no me salia lo que el profesor me pedia, y me frustraba. Recuerdo claramente, como aquel que dice, como si fuera ayer, a mi madre diciendome: “No te preocupes, practíca, practíca, practíca, porque la práctica hace la perfección.”

Juan en este versiculo, y en tres otros en la epistola nos habla de practicar algo. La palabra que el usa es poieo, aunque en este versiculo (5.18) no aparece como tal, sino que esta vinculado a la palabra para pecado (ἁμαρτάνει, hamartanei) en presente continuo tercera persona.  Poieo es una palabra que significa muchas cosas, pero a nivel simple quiere decir “hacer” – es algo que tu creas.

En 1 Juan 1.6 nos recuerda que “si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;” – no podemos decir que tenemos comunión con Dios y hacer lo opuesto con nuestras vidas, nuestro caminar diario, nuestra conversación. Nos dice este versículo que somos mentirosos.

No ponemos en practica la verdad.

No aguantamos que nadie nos llame mentiroso. Justamente en la ultima semana he oido a dos personas decir: “Yo no miento.” Que palabras tan peligrosas, ya que tantas veces, si tienes que asegurar que no mientes, quizas eres culpable, en mas de alguna ocasión, a no decir toda la verdad.

1 Juan 3.8-9 nos habla de el practicar lo opuesto, el pecado, en vez de practicar la verdad.

“El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.”

Nos dice que Cristo vino para deshacerlasobras del Diablo y después nos indica que el que realmente ha nacido de Dios, el que realmente es Hijo suyo, no puede pecar. Este constrañimiento personal, el pensar, “Yo no puedo hacer tal cosa, me es imposible” es lo que Dios busca de nosotros.

Sin embargo, cuantas veces vamos nosotros a buscar el pecado, porque realmente no estamos en comunion cercana, o deseando completamente a Dios.

Y aquí encontramos algo realmente asombroso y alentador, al mismo tiempo. Vemos que a final de este versiculo nos dice que  “pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.” Sin embargo, si miramos el griego, nos dice algo un poco diferente:

οιδαμεν→Sabemos/hemos sabido οτι→que πας→todo ο→el γεγεννημενος→ha sido nacido εκ→de/del/procedente de/(de en) του→el θεου→Dios ουχ→no αμαρτανει→peca/está pecando αλλ→sino ο→el γεννηθεις→nació/(ha nacido)/habiendo sido nacido εκ→de/del/procedente de/(de en) του→el θεου→Dios τηρει→guarda/está guardando εαυτον→a él mismo και→y ο→el πονηρος→Maligno ουχ→no απτεται→toca/está tocando αυτου→de él

Lo qe nos indica este vversiculo no es como nos dice en la versión del 1960, sino más  correctamente en la version del 1909:

Sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca; mas el que es engendrado de Dios, se guarda á sí mismo, y el maligno no le toca.

El enfasís cambia radicalente. Ahora, en vez de estar, de alguna forma, cómodamente, descansando en los brazo de Jesús, tenemos que guardarnos a nosotros mimos. Esto no es nada nuevo en la Escritura, y simplemente por citar un versiculo, tenemos este:

Santiago 4:7Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

No te acerques al pecado, guardate a ti mismo. Asegurate que estas andando conforme a la ley de Dios, y siguiendole en todos tus caminos. 

Sin esperanza por tu pecado

Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭16-17‬ RVR1960)

En el mundo cristiano en el que hemos crecido, hay una falta importante en la presentacion de el evangelio y de la responsabildad del creyente con Cristo. Hoy en dia se asume muchas veces “una vez salvo, para siempre salvo“, pero si es asi, ya podemos tirar el libro de 1a Juan por la borda.

 ¿Cuantas veces no hemos visto ya que tenemos que permanecer en Cristo? ¿Cuantas referencias nos han hablado “si hacemos esto” habrá un resultado?

No, podemos decir con absoluta certeza que no es cierto que una vez seas salvo, seras salvo para siempre. Mas bien, debemos trabajar nuestra salvacion con gozo. Somos vasijas que se estan formando a imagen de Cristo, y no podemos pensar que “hemos llegado” y que ya no tenemos que intentar aprender, corregir, cambiar o escuchar mas.

Que triste seria llegar a tal punto. Es triste por varias razones: Se nos dice que no es hasta que lleguemos al cielo que seremos “como El es” y por lo tanto no podemos pensar que aqui seremos completos; y es triste por la actitud que conlleva el pensar esto. De normal lleva una actitud de altaneria, de falta de fe y de autosuficiencia. No hay dependencia en la gracia, la misericordia y la bondad de Cristo.

Y eso nos hace confiar en nuestras propias fuerzas. Y fallamos, caemos, no tenemos victoria porque no buscamos SU ayuda.

Y nos cansamos y nos impacientamos por algo mejor. Y no nos damos cuenta que algo mejor si que esta a nuestro alcance si siemplemente  nos entregamos de lleno a El.

Aqui en estos versiculos nos hablan de la peticion de un hermano por otro. Recuerdas que en los versiculos anteriores, Pedro nos instaba a la oración y hacia la confianza que tenemos en Dios, que si pedimos en Su voluntad que El nos oye…ahora nos da una petición inmensamente importante.

¿Que pasa cuando ves a alguien en pecado? ¿Cual es tu reaccion a ver a tu hermano hacer algo que claramente sabes que esta mal?

Quizas te alegras, como el fariseo, que no eres como “uno de esos.” Quizas rapidamente tienes la necesidad de ir a contarlo a alguien como una “noticia”. Quizas no sabes que hacer.

Estos versiculos nos dicen que si oramos por ellos, Dios escucha nuestra oración. ¿Sabes porque? Porque es la voluntad de Dios que todos vengan “al arrepentimiento.” Y como esa es su voluntad, cuando oramos, recibiremos.

Sin embargo, hay algo aqui que esta en nuestro camino, y son las palabras “pecado de muerte”. Ha confundido y preocupado a muchos, que que quizas la duda sale ¿Es este pecado o aquel otro pecado un pecado de muerte?

La respuesta la encontramos en el siguiente versiculo:

Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭17‬)

No hay distinciones de pecado. Toda injusticia es pecado. Todos los pecados son iguales. Sin embargo, cuando hay una rebellion continua, un acoso directo a Dios, un menosprecio activo – un pecar continuo – ese es el pecado de muerte. Dios es misericordioso, pero tambien es Justo. 

Seguro que te acordaras de la historia de Ananias y Safira. Conspiraron en sus corazones no dar a Dios lo que debian, y querian engañar a los apostoles y los hermanos haciendoles pensar que lo daban todo.

Su pecado es relativamente  pequeño  quizas en comparación con otros pecados que podemos pensar…pero no sabemos el corazon y el tiempo de rechazo a Dios y el dar el todo a Dios que estos dos podrian haber tenido.

La leccion importante es esta: busca a Dios de todo corazon y con tus palabras y oraciones busca animar a el resto de hermanos del cuerpo de Cristo que estan a tu alrededor.

Una petición en confianza

Y ésta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭14-15‬ RVR1960)

Cuando llegamos a versiculos como este, o como otros versiculos de la indole, dependiendo de nuestro crecimiento espiritual, los ojos se nos abren como platos.

Al cristiano interesado en su propio crecimiento y exclusivamente se ve a si mismo y no ve la importancia de la obra de Cristo en su vida ni en las vidas de los que lo rodean, se vuelcan sus pensamientos en “¿Que es lo que yo puedo sacar de esta situación?

Obviamente eso no es lo que esta diciendo ni mucho menos, ni esta dando un cheque en blanco para que pidas todo lo que se te ocurra por la cabeza, como un niño caprichoso, y Dios, como un padre desesperado por tu amor, te lo entrega enseguida. 

Mira lo que dice Santiago:

Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Satiago 4.1-3

Estas palabras van dirigidas a aquellos que piensan como he indicado arriba, como alguien que solo quiere para su propio deleite – aunque sea un deleite “espiritual“.

Uno de los requisitos para este “dar” de Dios, Jesus lo explica en Juan 15.7:

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

O sea que no se trata de simplemente vivir tu vida como mejor te parezca, y cuando te hace falta un “chute” de espiritualidad, o te hace falta algo material o estas pasando por algo que no te acaba de gustar, vas a Dios y Él lo arregla.

Juan 16.26-27 nos habla de el continuo amor de el discipulo hacia su Señor:

En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios.

¡Dios nos ama! Eso es un pensamiento para deleitarte durante este dia, el Padre mismo os ama…. pero ¿porque? Lo dice a continuación, “porque vosotros me habéis amado.” 

No es que Dios te regala todo lo que quieres tener. No te da sin pensar. No, Dios calculadamente mide y reparte y da, con liberalidad, con gracia y con amor, pero con conciencia de quien eres, que pides, y como estas delante de Él. 

Romanos 8.25-27 expresa ese deseo, pero no sabe como interceder, y por lo tanto debe apoyarse por completo en el Espiritu Santo:

Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Pidamos correctamente, en la voluntad de Dios, para asi recibir las cosas que quedemos de El y tener confianza en Él. La proxima vez, veremos una peticion especifica que podemos hacer por un hermano.

 

Las razones para escribir esta carta

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭13‬ RVR1960)

Al leer este versiculo, quizas porque soy yo…no lo se, pero no me ha quedado muy claro, si es a un grupo de personas o si es a dos. Obivamente el griego aqui nos ayuda, pero tiene un mensaje claro y muy bueno para poder seguir:

La vida cristiana, el anhelo del cielo y la vida eterna, se basan y se fundan sobre el continuamente creer. 

Este pensamiento ya se ha tratado en alguna otra vez, pero aqui se ve claramente con el uso de la palabra “a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios”. 

Este creer es un creer continuado.

Es un participio presente activo, lo que en castellano se añade como el “-do” al final de una palabra. Tenemos unos ejemplos: “Pablo estaba predicando“; estaba haciendo esa accion en ese momento. “Estoy caminando, hablando y tratando con varios temas”; en cada uno de estos ejemplos vemos que la accion es una accion que se esta llevando a cabo en este mismo momento.

Cuando creemos en Cristo, y le recibimos como  supremo Señor de nuestra vida, y El nos hace hijos aceptos delante de Dios,esta relación se mantie gracias a este “do” – tu responsabilidad y requerimiento es seguir creyendo. No puedes dejar de creer.

Volviendo ahora a el primer punto, si esta escrito a un o dos grupos, yo me inclino a pensar que es a dos grupos por como se expresa en el griego.

Ταῦτα ἔγραψα ὑμῖν ἵνα εἰδῆτε ὅτι ζωὴν ἔχετε αἰώνιον, τοῖς πιστεύουσιν εἰς τὸ ὄνομα τοῦυἱοῦ τοῦ θεοῦ. 
Estas cosas os he escrito a vosotros para que sepais que teneis vida eterna, a los que estais creyendo en el nombre del Hijo de Dios, y que podaís creer en el Hijo de Dios.

Yo creo que visto de esta forma, esta presentando el hecho de que la carta se ha escrito a 1) el grupo que ya ha creido, y que ya tiene la vida eterna y esta creyendo pero también a 2) un grupo que les esta animando a creer.

Este es un buen enfasis para nuestra vida, que podamos ser luz tanto a hermanos y compañeros de fe, como tambien a personas que no creen en el nombre del Hijo de Dios.

¿Con o sin?

Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque éste es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭9-12‬ RVR1960)

¿Cual dirías que es la evidencia más clara de que Dios salva a personas? Parece una pregunta un poco dificil, en principio, porque realmente es dificil pensar en una evidencia externa de un cambio interno.

Quizas ahi esta lo que nos puede ayudar a resolver esto. En estos versiculos se nos habla de un testimonio (μαρτυρία, martyria). El testimonio que Dios da de su propio Hijo es una cosa ¡que no se puede ver! No es tangiblemente evidente en lo fisico, sino que Dios lo da a aquellos que quieren y desean y anhelan ya esta revelación de su Hijo.

Este testimonio, nos dice en el versiculo 11, es “que Dios nos ha dado vida eterna;“. Todo aquel que cree en el Hijo, recibe esta vida eterna, porque esta “en su Hijo.” 

Esto me lleva a contestar la primera pregunta que hice a principio: “¿Cual dirias que es la evidencia más clara de que Dios salva a las personas? Yo creo que la respuesta es simple, pero efectiva: la evidencia son las personas mismas. Si realmente quieres ver si Dios existe y obra en las vidas de las personas, solo tienes que mirar la vida de alguien que ha sido transformada por ese testimonio y obra de Cristo.

Cuantas veces hemos comenzado a testificar a alguien con las palabras “Quiero explicarte que hizo Cristo en mi….” y ¿porque es? La razón es porque ese es el testimonio que Dios Padre puso como evidencia de su Hijo. 

Sin embargo, si rechazas este testimonio, llamas mentiroso a Dios. El simple hecho de pensar en llamar mentiroso a Dios ya nos llena de inquietud y rechazo, porque amamos a Dios. Pero una persona que no quiere tener nada que ver con El, no quiere reconocerle y amar su Ley, va a rechazarlo.

Queria tambien hacer un poco de nota sobra la “vida eterna”. Muchas veces posiblimente hablamos de que la vida eterna “viene” – una vez que muramos. 

Pero cuando salen estas dos palabras juntas (aion & zoe) no es en un sentido futuro. Es en el presente. De hecho, hay bastantes veces que en el Nuevo Testamento habla de tener esta vida eterna ahora, viviendola ahora. Eso es porque el distintivo del aion es que habla de la calidad de la vida, es decir, que los que han creido en el Hijo, disfrutan de la calidad de vida que sobrepasa tiempo y edad. 

Con eso, nuestro pensamiento se dijire a no vivir por el aqui. Hay mucho enfasis en CARPE DIEM o vive este dia como tu ultimo – aprovecha tu tiempo que no sabes cuanto te queda. Esto se usa para vivir mal, para vivir en los deseos y satisfaciones viscerales momentaneas.

Eso me recuerda a una anecdota que dice que alguien el pregunto a Spurgeon que haria diferente con su vida si supiera que iba a morir la siguiente semana. Su respuesta “Nada. Si creo que estoy viviendo en mi vida eterna, conforme a la voluntad de Dios, no tengo que cambiar nada de mi vida diaria para aprovechar mejor el tiempo.” Vaya palabras, y vaya reto – vivir en la voluntad de Dios, viviendo en el momento pero al mismo tiempo en el disfrute de la eternidad, esa calidad de vida sin fin.

Esos versículos “dificiles”….

Éste es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭6-8‬ RVR1960)

Hay veces que al leer las Escrituras, nos encontramos con pasajes como este de hoy. Quizas lo lees por la mañana, y piensas, “No me he enterado porque quizas estaba medio dormido aún.” Te molesta durante el día, asi que cuando vuelves de trabajar, te pones a leerlo otra vez.

Basicamente, estos versiculos dicen que hay tres testimonios en la tierra del Señor JesuCristo: el agua, la sangre y el Espiritu. Ahora el Espiritu lo entendemos.

¿Pero el agua? ¿La sangre?

Como ya es nuestra costumbre, nuestro primer lugar de vista, va a ser volver al original para ver que luz nos puede dar a la hora de entender estos versiculos y lo que Juan esta diciendonos. 

Y efectivamente, nos ayuda con la palabra para sangre. Es la palabra haimatos, que no solo se refiere a sangre tal cual, sino sangre derramada, sangre ofrecida en sacrificio

Esto nos indica que uno de los testimonios del Señor Jesus es su muerte sacrificial en el Calvario. No es algo dificil de entender, ya que sin la muerte de Cristo, realmente todo su proposito es en vano.

Juan aqui se supone que esta atacando una vertiente heretica de los Gnosticos llamada Cerentian. Digo se supone porque el mismo no lo dice, pero lo que dice contrarresta lo que estas personas creían, que simplemente era que “Dios” entro en Jesus en el momento de su bautismo, pero le dejo en el momento de la crucifixión, y que Dios no murio. 

Juan por eso realza el hecho de que la sangre no es simplemente una sangre cualquiera, es una sangre derramada como un sacrificio.

Él está de acuerdo con que uno de los testimonios es el agua (o el bautismo). Pero realza “no mediante agua solamente“. 

Esta tambien es una leccion importante para nosotros al tratar con la Trinidad, algo que Juan lo asemeja en estos versiculos. Tenemos la tendencia a enfocarnos o centrarnos en un miembro de la Trinidad (normalmente Jesus, pero puede ser cualquiera de los tres miembros) y dejar a un lado a los otros dos, como si no fueran importantes o esenciales a la obra completa de la redención.

Deberiamos pensar en cómo es nuestra adoración, y aunque es cierto que es mas facil adorar al Hijo por lo que ha hecho, debemos pensar en como y que han obrado Dios Padre y el Espiritu Santo en nuestras vidas, y la obra que continuan haciendo para poder disfrutar y adorarles como merecen tambien. 

Nike

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭4-5‬ RVR1960)

Hay palabras que siempre me han hecho gracias, y nike es una de ellas. No se cuando fue que supe que era una palabra griega, pero al saberlo me gusto el concepto de ropa deportiva vinculada a esta palabra. Obviamente para nosotros tiene un significado diferente (el de la ropa/calzado) que el que tiene en la Palabra de Dios. Simplemente es victoria o conquistar. 

El hecho de que en estos dos versiculos sale 4 veces, es importante que nos paremos y miremos un momento lo que nos esta indicando. 

Todo lo engendrado por Dios” – en esta primera frase, Juan deja claro que no todo el mundo va a vencer al mundo. No todo el mundo va a esta capacitado, ya que la capacitacion no es de nosotros mismos. Quizas ahi es donde muchas personas caen, en el pensar que la victoria viene en si mismo.

Jesus, sin embargo, murio una vez por todas. Fue a traves de su sacrificio cruento, que nosotros tenemos victoria, o conquistamos al mundo. 

Ahora bien, es importante señalar que dice al mundo y no el mundo. No vamos a conquistar el mundo para Cristo. Toda rodilla se doblara delante suyo, pero cuando El venga por segunda vez, no ahora. Y definitivamente no es la tarea del cristiano hacerlo.

Vencemos al mundo, o, como dice Winer, “toda la multitud pagana, toda la masa de personas alienadas de DIos, y por tanto hostiles a la causa de Cristo.” (Winer’s Grammar, p.26)

¿Entonces que es lo que da victoria real? Lo dice al final del versiculo 4: nuestra fe. Nuestra fe depositada en Cristo, que murio y resucito, ésta es la que nos da victoria, o poder por encima de, el kosmos.

El siguiente versiculo, en forma de pregunta, podriamos leerlo de esta forma: ¿Quien ahora es el que esta venciendo al mundo sino el que esta creyendo que Jesus es el Hijo de Dios? Esta es la traducción literal, y nos da dos (seguro que más, pero miraremos dos) cosas interesantes para observar:

  • El vencer es una cosa continua. La accion de derrotar a Satanas y el sistema mundial ha sido hecha, con Cristo muriendo y resucitando, pero nuestro vencer diario es en base a nuestra fe, y
  • Un creer que no es de una vez, sino de forma continuada. ¿Como se si soy salvo? ¿Crees que Jesus es el  Hijo de Dios? Entonces eres salvo, y tu vida reflejara la victoria que El te otorga, que te da, por esa fe depositada en El.

Amando a los engendrados

Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él. En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭1-3‬ RVR1960)

Tres veces en estos cortos versículos tenemos la palabra genaó. Es la palabra que se traduce como “nacido, engendró y engendrado.” Tiene la relación de el dar fruto de uno mismo (el engendrar) y por tanto es parte de uno mismo.

Juan aquí esta indicando lo que ya ha hecho en versículos previos, en todo el libro. El enfasis, sin embargo, de este “en esto conocemos” es saber si amamos a los hermanos en la fe.

Parecería algo un poco más obvio, ¿no? Yo se si amo a mi esposa o no. Yo se si amo a mis hijos o no. Yo se si estoy amando a mis hermanos en la fe o no.

¿O no lo se como lo debería saber?

Cuantas veces nos ocurre que llevamos toda la vida haciendo algo de alguna forma en especifico y hasta que alguien no viene y nos dice “Oye, ¿sabias que se puede hacer esto de esta otra forma, y te va a resultar mucho mas facil?”

Tu te quedas pasmado porque estabas convencido que estabas haciéndolo correctamente. Podemos tomar el ejemplo de amar a los hijos. Podemos pensar que amarles es darles todo lo que quieren. O incluso pensar que amar a mis hijos es evitar que sufran cualquier cosa. Quizás lees un libro y te hace cambiar de opinión de como estas criando a tus hijos.

Aqui Juan da una de sus recetas: Sabemos que amamos a los hermanos cuando amamos a Dios y seguimos sus mandamientos.

Parece sencillo, ¿no?

Pero qué difícil es ponerlo en practica. El hecho de que amemos a Dios tanto que sobreabunde, sobresalga, rebose hacia los hermanos es algo que no acostumbramos a ver en el Cristianismo hoy.

No hace falta que te subas a un escenario, ni que lo publiques en ninguna red social, no hace falta que escribas un libro, ni requiere que abras la boca. Requiere que ames a Dios, y que sigas sus mandamientos de tal forma que cuando otro que hace lo mismo, automaticamente, existe un vinculo, una union que de cualquier otra forma no podría haber ahí.

Juan deja claro que aunque están los mandamientos, no son gravosos. No nos son una carga, no son una imposicion. De hecho, es una palabra (barelai) que se refiere a una carga que restringe movimiento, o opresor.

Los mandamientos de Dios no restringen movimiento. Dan movimiento. Dan vida, y dan orden y estructura y dan perspectiva y dan paz y gozo.

Una persona que no ha conocido realmente a Dios, no entiende esto. No lo puede comprendender. Pero es asi, cuando uno ama a Dios, y sigue sus mandamientos, estos no le son gravosos, y ama a los hermanos.