EL PODER DE DIOS EN MI

Ya hemos visto tres versículos que nos muestran cómo podemos tener la victoria sobre nuestra naturaleza vieja, la carne. Estos versículos son Filipenses 3:3, Romanos 13:14, y 8:13. Léelos otra vez y fíjate en lo que dos de ellos dicen del Espíritu Santo.

Sólo el Espíritu Santo puede darnos el poder para vivir como un cristiano debe vivir. No podré vencer la tentación, ni ganar la victoria sobre el pecado, sólo porque sé que Dios ha perdonado mis pecados. Si quiero tener la victoria tengo que conseguir la ayuda de Cristo quien está ahora glorificado en el cielo. En la cruz, el Salvador llevó el castigo por mis pecados. Ahora El ha resucitado de los muertos, y mientras yo fije mis ojos en El, el Espíritu Santo me libra del poder del pecado. Cristo hizo Su obra por mí. Ahora el Espíritu hace Su obra en mí. ¿Qué enseña la Biblia acerca del Espíritu de Dios?

El Espíritu Santo es una Persona. Mora en el creyente, y Su poder puede ayudar al cristiano a vivir para Dios. Pensemos un poco más acerca de estas cosas:

El Espíritu Santo es una Persona

El Espíritu Santo es Dios. Es una Persona y nunca debemos referirnos a El como “ello”. Es eterno e igual con Dios el Padre y Dios el Hijo, Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14; Hebreos 9:14. Tiene todos los atributos de Dios.

¿Qué es lo que nos enseñan los versículos siguientes acerca del Espíritu Santo? Escribe tu respuesta en el espacio a la derecha.

Mateo 12:28 _____________________________
1 Corintios 2:10 ___________________________
Salmo 139:7-10 ___________________________
Hebreos 10:29 ____________________________

El Espíritu Santo enseña, Juan 14:26; habla, Gálatas 4:6; guía, Gálatas 5:18; Romanos 8:14; suplica con Dios, Romanos 8:26, y puede ponerse triste, Efesios 4:30. Estos son algunos de los versículos que demuestran que el Espíritu de Dios es una Persona divina.

El Espíritu Santo mora en el creyente

El Espíritu Santo vino de una manera especial en el día de Pentecostés, Hechos 2. Antes de Pentecostés el Espíritu Santo venía sobre ciertas personas, pero El no vivía en ellas, Juan 7:39. Hoy en día El vive en todos los cristianos verdaderos, no por algo que el cristiano haya hecho por Dios, sino porque ha creído en el Señor Jesucristo. Dios mandó al Espíritu dentro de nuestros corazones para mostrar que somos Sus hijos, Gálatas 4:6. Lee también los versículos siguientes: 1 Corintios 6:19; 12:13; 2 Corintios 1:21,22. El Nuevo Testamento enseña claramente que el Espíritu Santo vive en cada creyente verdadero, Romanos 8:9. Dios el Padre nos Lo da para probar que Le pertenecemos, Efesios 1:13; Juan 2:18,20.

El Espíritu vive en cada creyente verdadero, pero no todos los creyentes están llenos del Espíritu. Se nos ordena ser llenos del Espíritu, Efesios 5:18. ¿Cómo podemos obedecer esta orden?

El poder de Dios en mí 21

Para estar llenos del Espíritu, tenemos que juzgarnos a nosotros mismos ante Dios, tenemos que entregar nuestras vidas a Dios para hacer Su voluntad, y tenemos que dar al Señor Jesucristo la parte más importante en nuestras vidas.

El poder del Espíritu Santo

Necesitamos el poder del Espíritu Santo para ser librados de la ley del pecado y de la muerte, Romanos 8:2, y para poder testificar de Cristo. Podemos tener este poder si alimentamos nuestras almas con la Palabra de Dios y si oramos dirigidos por el Espíritu, Judas 20, Efesios 6:18.

¿Quieres tú que el Espíritu Santo te libre de la ley del pecado, Romanos 8:2, y que el Espíritu te ayude a testificar del Señor sin miedo? 2 Timoteo 1:7. El lo hará si te ofreces a Dios y haces Su voluntad, como El la ha revelado en Su Palabra.

El Espíritu Santo nos ayudará a glorificar a Dios

No debemos hacer lo que nuestra naturaleza vieja quiere que hagamos; debemos dejar que el Espíritu dirija y controle nuestras vidas, Gálatas 5:16,25. Si hacemos eso conoceremos a Dios cada vez mejor, y le glorificaremos cada día. Otros podrán ver al Señor Jesucristo en nosotros, no importa dónde estemos, en el colegio, en el trabajo o en la casa.

El Espíritu Santo nos ayudará a testificar de Cristo

Necesitamos el poder del Espíritu Santo para que podamos hablar a otros acerca de Cristo. El Señor Jesús prometió a sus discípulos que el Espíritu Santo les sería dado, y que ellos testificarían de El en todo el mundo, Hechos 1:8.

22 12 LECCIONES PARA NUEVOS CREYENTES

Escribe los nombres de las personas que fueron llenas del Espíritu:

Lucas 1:67 ____________________________
Hechos 1:8 ____________________________
Hechos 2:4 ____________________________
Hechos 4:8 ____________________________
Hechos 4:31____________________________

Seamos llenos también del Espíritu para que otros vean a Cristo en nosotros, y den gloria a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s