Andando con Dios

Enoc caminó con Dios.
Génesis 5:24

Enoc no se adelantó a Dios ni se quedó atrás. Caminaba con El. Algunos van demasiado rápido, se apresuran a una experiencia inmadura y superficial con Dios, y su consagración no es exhaustiva. Hacen una “decisión” mecánica, pero las profundidades nunca se han movido. O bien, en un hechizo de emoción, hacen un pacto apresurado con Dios, pero no tienen raíz ni profundidad.

Otros van demasiado despacio. Tienen tanto miedo de una decisión falsa que no hacen nada. Pasan noches orando por lo que ya es suyo en Cristo. Entran en caprichos y extremos de “buscar”, y a veces se desequilibran.

Hay un equilibrio feliz aquí. Todo lo que necesitamos está en Jesús. No hagamos compromisos baratos y rápidos hasta que todo haya sido puesto a Sus pies y realmente queramos emprender el camino de “coger nuestra cruz”. Largas horas de oración son necesarias sólo si somos tercos, Dios no tarda en escuchar y responder. Si realmente queremos ponernos en serio no necesitamos esperar. Cristo está aquí, ahora, inmediatamente accesible. No hay que perder el tiempo por miedo porque no estamos “seguros”. Nunca podemos estar seguros de nosotros mismos; Él es el único seguro!

Camina con Dios. No corras delante de Él. Pero tampoco te quedes detrás de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s