24 de septiembre

Estar cerca de Dios es mi bien.

Oh Señor, yo amo la habitación de tu casa, y el lugar donde habita tu gloria. Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Prefiero estar en el umbral de la casa de mi Dios que morar en las tiendas de impiedad. Cuán bienaventurado es el que tú escoges, y acercas a ti, para que more en tus atrios. Seremos saciados con el bien de tu casa, tu santo templo. Bueno es el Señor para los que en El esperan, para el alma que le busca. El Señor espera para tener piedad de vosotros, y por eso se levantará para tener compasión de vosotros. El Señor es un Dios de justicia; ¡cuán bienaventurados son todos los que en El esperan! Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús, por un camino nuevo y vivo que El inauguró para nosotros por medio del velo, es decir, su carne, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura.

Sal 73:28; 26:8; 84:10; 65:4 Lam. 3:25 Isa  30:18 Heb 10:19,20,22


Porque conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo.

El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; la gracia se derrama en tus labios; por tanto, Dios te ha bendecido para siempre. Todos hablaban bien de El y se maravillaban de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Habéis probado la benignidad del Señor. El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a su Hijo. Probad y ved que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia! A su sombra placentera me he sentado, y su fruto es dulce a mi paladar. A cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

II Cor  8:9 Juan 1:14 Sal 45:2 Luc  4:22 I Ped 2:3 I Juan 5:10 Sal 34:8 Cant  2:3 Efe  4:7 I Ped 4:10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s