19 de septiembre

El Dios de toda gracia.

Proclamaré el nombre del Señor delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y tendré compasión de quien tendré compasión. Siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe, como demostración de su justicia, porque en su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente. La gracia y la verdad fueron hechas realidad por medio de Jesucristo. Por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios. Gracia, misericordia y paz de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor. A cada uno de nosotros se nos ha concedido la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Según cada uno ha recibido un don especial , úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Pero El da mayor gracia. Por eso dice: Dios resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes. Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El sea la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

I Ped 5:10 Éxo  33:19 Rom 3:24,25 Juan 1:17 Efe 2:18 I Tim  1:2 Efe 4:7 I Ped 4:10 Stg 4:6 II Ped3:18


Levantaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Señor.

Como los montes rodean a Jerusalén, así el Señor rodea a su pueblo desde ahora y para siempre. A ti levanto mis ojos, ¡oh tú que reinas en los cielos! He aquí, como los ojos de los siervos miran a la mano de su Señor, como los ojos de la sierva a la mano de su Señora, así nuestros ojos miran al Señor nuestro Dios hasta que se apiade de nosotros. Porque tú has sido mi socorro, y a la sombra de tus alas canto gozoso. Oh Dios nuestro, ¿no los juzgarás? Porque no tenemos fuerza alguna delante de esta gran multitud que viene contra nosotros, y no sabemos qué hacer; pero nuestros ojos están vueltos hacia ti. De continuo están mis ojos hacia el Señor, porque El sacará mis pies de la red. Nuestro socorro está en el nombre del Señor, que hizo los cielos y la tierra.

Sal 121:1,2; 125:2; 123:1,2; 63:7 II Crón 20:12 Sal 25:15; 124:8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s