¿Resignación u aceptación?

Entonces él dijo: Jehová es; haga lo que bien le pareciere.
1 Sam 3.18

Eli se renunció a la voluntad de Dios revelada por Samuel. La resignación es mejor que la rebelión o el estoicismo, pero no es la actitud más alta. Consentimos y nos resignamos a lo inevitable, ¡porque tenemos que hacerlo! Al fin y al cabo, no hay mucho que podamos hacer al respecto.

Renuncia puede traer un complejo de mártir y un orgullo egoísta a aguantar lo que venga. Mejor que todo esto es la aceptación: aceptar la voluntad de Dios cuando llega la adversidad, aprender las lecciones que están en ella y creer que están para nuestro bien. Eso es un espíritu sano y saludable. Rebelión o una simple resistencia de la aflicción nos pueden destruir. Renuncia puede hacernos “orgulloso de que somos humildes.” La aceptación entra con el plan y propósito de Dios y nos permite confiar con seguridad, a pesar de que no podemos comprender plenamente.

Algunas cosas, por supuesto, no están hechas para ser aceptadas. Son la voluntad del diablo y deben ser resistidas y vencidas. Pero lo que no puede ser cambiado se puede girar a la gloria de Dios y nuestro bien si es aceptado y transmutado de una carga a una bendición.

http://vancehavner.com/devotion-of-the-day-210/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s