Volviendo a lo que te decía

Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

-1ª Tim 1.18-20

Cuando comenzamos este versículo, Pablo le indica a Timoteo que le encarga un mandamiento….¿pero de que mandamiento esta hablando? Pues para eso tenemos que remontarnos para atras en el capitulo y volver a leerlo todo, a ver que mandamientos Pablo le esta dando, y nos encontramos con esto:

Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora. (1ª Tim 1.3-4)

Aquí esta ese mandamiento: el mandar a otros que no enseñen otra doctrina ni que presten atención a otras cosas que no edifican. De estos versículos ya hemos hablado en otro post, así que no lo haremos aquí otra vez.

Pablo habla de que hay profecias que se dijeron acerca de Timoteo, y que debía militar por ellas. Esta palabra de profecia no quiere decir que se dijo algo místico sobre Timoteo, sino que es la palabra para dejar claro, y normalmente en cuanto a algo divino, algo que es por parte de Dios. Se hablan de los profetas, estos hablaban de cosas que iban a ocurrir en el futuro, pero la misma palabra se usa para uno que esta hablando el mensaje de Dios ahora – o sea, no es una profecía futura sino una explicación de el conocimiento presente de lo que Dios ya ha revelado.

La Palabra de Dios está completa. Ya no hay más revelaciones. Lo que si que hay son personas que pueden dar a entender y explicar y razonar y divulgar el mensaje plasmado en la Palabra de Dios, el don de comunicar y enforzar verdad revelada.

Pablo le urge a Timoteo que haga una cosa con este mandato: le dice que pelee. Aqui la palabra es strateia (στρατεία) y sale en verbo y en nombre. No es que tiene que ser un soldado, no es que tiene que ir “cortando cabezas” y no es que tiene que ser estóico.

Esta palabra solo sale aqui y en 2 Cor 10.4: “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,” aunque como verbo si que sale, unas 6 veces más.

Habla de una preocupación de lo que esta pasando a tu alrededor. Un soldado, cuando esta en la guerra, no baja la guardia. Está siempre atento a lo que está ocurriendo alrededor suyo. Esta pendiente de cualquier ruido, interferencia, cosa inusual y extraña.

De la misma forma, el cristiano (Pablo aquí hablando a Timoteo, pero pudiendo aplicar a todos nosotros) debe militar por dos motivos concretos: la fe y la buena conciencia. Si recuerdas, Pablo ya lo dijo en el versículo 5 como propósito, “pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida” y lo vuelve a repetir una vez más aquí.

Es importante, sumamente importante, que nos demos cuenta que como Cristianos vivimos en un mundo que no quiere hacer las cosas que Dios quiere que hagamos. Nuestra conciencia se va acostumbrando a ciertas cosas, hasta finalmente las vemos como aceptables, inocentes o incluso como buenas. Pero un soldado no deja que pase ni la más minima cosa por su parte de la trinchera. Él quiere protejer a toda cosa, no solo su propia vida, sino la de sus compañeros y la de sus compatriotas. Pero cuando la conciencia cae, también cae la fe. Si tu conciencia esta cauterizada, y esta siendo tocada, entonces es normal que tu fe no sea firme.

Y ¿que es lo que pasa cuando pierdes esta fe y esta buena conciencia? La palabra que sale en el griego es aposamenoi (ἀπωσάμενοι) y quiere decir repudiar o rechazar. Han rechazado su fe. El griego se lee un poco diferente que nuestra versión en castellano, pero basicamente dice “…reteniendo la fe y la buena conciencia; la cual algunos han rechazado, como (o alrededor de) su fe, y han causado destrozos. 

Claro está que estas personas no iban bien. No querían seguir en los pasos de Cristo. Esta palabra naufragios que tenemos en nuestra Biblia, literalmente es cuando un barco está rompiendose contra las olas. Pero una observación más, y es que las vidas de estas personas si que es un “naufragio personal” pero creo que más allá, aquí indica de el destrozo que ocurre cuando una persona decide ir por sus propios caminos. No es que han naufragado, es que han causado el naufragio (aorista-activo-3 persona PL).

Entonces, ¿que se hace con alguien así? Pablo lo deja claro: el tuvo un problema con Himeneo y Alejandro; y a modo de disciplina, los entrega a Satanás. Esa palabra es una que se usa para corregir, o enseñar (paideuthousin – παιδευθῶσιν).  Ese es el motivo que Pablo les entrego. Ahora bien, no deja de ser confuso el cómo lo hizo, y si lo debemos hacer nosotros, y el resultado de lo que hizo. La única otra vez que vemos que sale es en 1 Cor 5.5 “el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.” Aqui podemos ver que la razón es clara: que sea salvo.

Aun asi, lo que nos debe centrar ahora mismo es preguntarnos ¿como vamos nosotros? ¿Estoy andando en una conciencia pura y recta? ¿Mi fe refleja mi andar?

Col 1.10 “como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;”

¡Mantengamos esa fe y buena conciencia, y militemos para mantenerlas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s