Una vida decepcionante…¿o una vida de testimonio?

Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna. Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

1ª Timoteo 1.12-17

En estos 5 versiculos, Pablo nos hace un poco el pendulo: en el versiculo 12, especialmente al principio, parece que Pablo sea un orgulloso y fanfarron de todas aquellas cosas que “el” habia conseguido. Esto se podría ver en que dice que “Dios me tuvo por fiel” y en que Dios le habia enconmendado esto a el.

Pero hay varias claves que nos pueden ayudar a disipar esta idea, y tambien ayudarnos a pensar en nuestra propia vida correctamente.

  1. ENDUNAMOO – (v12) Justo al principio de esta seccion, Pablo nos da una palabra que es clave para poder entender correctamente el resto de la seccion. Dice que esta agradecido a aquel que le dio la fortaleza, que le puso la fuerza, le lleno de poder. La palabra es endunamoo, y contiene dunamis que es la palabra para potencia o poder – de donde sacamos en castellano dinamita. Es un poder que sale del interior, pero Pablo aquí resalta que no es su poder que actúa, sino “Cristo Jesus, Señor nuestro.”
  2. Por otra parte, en el versículo 13, Pablo dice que fue recibido a misericordia porque lo hizo en ignorancia. Esto Pablo lo dice por el concepto en la mente judía de que todo lo que ocurría como pecado podría derivarse de dos aspectos: el pecado en ignorancia y el pecado en soberbia. Dios trata con estos pecados de una forma muy diferente, y el castigo es muy diferente también. Esto se ve cuando se va a ofrendar (una ofrenda de paz, como si fuera de petición de perdón), ya que tenemos pasajes que claramente indican el procedimiento y la repercusión de cada uno. Para los pecados de soberbia, que se tratan en Numeros 15.22-31, el que lo hace es cortado de en medio del pueblo. Parecería duro, pero en realidad el corazón de la persona involucrada no esta dispuesto ni tiene inclinación a cambiar. Ha hecho su decisión y se va a mantener con ello. Sin embargo, en Levitico 4.1-5.13, encontramos que hay otra ofrenda que se debía traer en el caso de pecado por “yerro” – y si no sabes que es yerro, no te preocupes, yo tampoco. La RAE no dice: “Falta o delito cometido, por ignorancia o malicia, contra los preceptos y reglas de un arte, y absolutamente, contra las leyes divinas y humanas. Equivocación por descuido o inadvertencia, aunque sea sin dolo.” Vemos aqui lo que en Levitico se indica es cuando un pecado se hace por descuido, inadvertencia, o usando las palabras de Pablo, por ignorancia, en incredulidad.
  3. Otra clave que tenemos es que la razón que Pablo da por su conversión es Dios y sólo Dios. En el vr.14, Pablo expone una palabra que sale solamente en este versículo: huperpleonazo (ὑπερπλεονάζω) huper, siendo más, abundante, por encima y después pleonazo, en número. Literalmente es que es tan abundante que no se puede contar. ¿Que es? Tres cosas: la gracia de Dios con la fe y el amor en Cristo.  No hay nada de Pablo aquí. Es todo Dios.
  4. Pablo después se refiere como el “primero” de los pecadores. No es que sea el primer pecador, sino que Pablo se ve a si mismo como el que más ha abundado en pecado. Esto lo explico bien alguien cuando dijo que cuando una persona realmente entendía el evangelio y se daba cuenta de su condición, se molestaba con Pablo por pretender ser el que más pecado tenía, ya que cada uno de nosotros nos dolemos más por lo que hemos hecho ante Dios.
  5. Dios uso a Pablo como ejemplo, ya que en aquel momento nadie se quería acercar a Pablo y tratarle como hermano, porque habían visto de que era capaz. Sin embargo, por la gracia de Dios, se convirtió en aquel apóstol que obro y trabajo por Cristo más durante esos primeros 40 años. Pablo habla aquí de clemencia, pero mejor traducido seria paciencia, y tiene un adjetivo delante, hapas que es perfecta. ¡Cristo quiso expresar en Pablo su perfecta paciencia! Y cuanto más lo hace con cada uno de nosotros también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s