El resultado

Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, 1 Tim 1.5

¿Cual es el resultado que esperas de las cosas que haces? Si tienes hijos, ¿que es lo que estas esperando de ellos y por ellos? Si trabajas, ¿cual es tu satisfacción al acabar, o porque estas feliz?

Pablo le dice a Timoteo aquí que hay varias cosas que el esta buscando como resultado de lo que le dice. Hay cosas que estamos buscando tener y observar en la vida de los que nos rodean por causa de la Palabra en ellos. Obviamente esto lo queremos ver en nosotros mismos, pero muchas veces tenemos expectaciones por los demás mas altas que las tenemos para nosotros mismos.  Pablo escribe: “el proposito de este mandamiento” – el principal fin a la instrucción.

¿A que instrucción se esta refiriendo? A la de los versículos anteriores, que les esta exhortando a los hombres a que no enseñen diferente doctrina. Cuando tu enseñas a otro, y le estas instruyendo, y le dices que le va a ir mejor (por parte de Dios) hay algo que puede ocurrir muy facilmente: el pecado de la prepotencia, el orgullo. Por eso es tan importante lo que vemos en estos versículos, porque si mantenemos siempre en vista el FIN, nos ayudara en el PROCESO.

Pues Pablo dice tres cosas que son el resultado de lo que el esta buscando. El hecho de que no enseñen las doctrinas es solo un resultado adicional en vistas a el resultado final. Estas son las tres cosas que quiere: amor nacido de un corazón limpio; una buena conciencia; y fe no fingida.

1. Amor nacido de un corazón limpio

καθαρός, katharos es una limpieza que viene por parte de Dios. Tu no puedes limpiar tu corazón. Es una acción divina, que es por impulso divino, y con resultado divino. No hay nada en ti que puedas decir: “Esto lo he hecho yo“. Cuando un amor sale del corazón – muchas veces ese amor es un “amor egoísta”, algo que parece una contradicción de conceptos, y lo es. Amamos por lo que nos dan, por como nos hacen sentir, por quien somos cuando estamos con esa persona. Es un amor egoista, solo pensando en como me repercute a mi. Pero el amor agape que Pablo menciona solo puede provenir de Dios, porque como humanos, siempre nuestra tendencia es hacia el NOSOTROS – somos seres egoístas, no altruístas. Si que es verdad que podemos llegar a amar aso, pero es a traves del amor de Cristo en nosotros. Pablo aqui lo que le indica a Timoteo es que ese amor salga de un corazon limpio – algo doblemente difícil, ya que el corazón del hombre esta podrido en su pecado

Pero Cristo nos redime, nos lava y podemos amar desde un corazón puro. Aun asi, Pablo dice que su enseñanza tiene como motivación, como final, como resultado, ver este corazón en las personas a las que habla.

2. Una buena conciencia

La segunda cosa que Pablo esta intentando generar, si podemos decirlo de esta forma, es una buena conciencia. Una conciencia es algo que literalmente quiere decir ver (edios) junto a algo (syn), syneidesis. Es la parte que une lo moral y lo espiritual. Otra palabra que es igual es discernimiento. Pablo queria entrenar a las personas que enseñaba a tener discernimiento bueno, una consciencia activa para que les alertara de posibles peligros y de posibles trampas en su forma de pensar, actuar u obrar.

Aqui bueno es la palabra agathos que es la mas simple de palabras para bueno que existe; simplemente es aquello que intrínsecamente (desde dentro) es bueno. Para el cristiano, es lo que Dios produce en el ser para que esto sea bueno. Origina en Dios, y obra en el cristiano mediante la fe en El.

3. Fe no fingida

Una fe sin hipocresía. Muchas personas se van de la comunión de los santos por falta de honestidad y gran cantidad de hipocresía. Muchos no tienen razón, porque a lo que ellos llaman hipocresía, simplemente están torciendo las cosas para que salgan a su manera; no lo consiguen, y dicen que “no hay amor, que los cristianos son hipócritas.” Pero hay algunos que si que viven experiencias de hipocresía eclesiástica y religiosa.

Es una cosa dura escuchar palabras vacías. Pablo quiere animar a aquellos que le escuchan a que una de las cosas que aprendan de el, es que su fe es verdadera. Su fe no cambia con los días, ni con las personas, ni con las motivaciones. La constancia del creyente en su fe no es en sus circumstancias, es en aquello que Dios ha puesto como centro de nuestra fe, que es a Cristo.

Pongamos los ojos en Él. Que Él sea nuestro centro, guia y maestro, y que aprendamos a mantener nuestras vidas orientadas correctamente en este amor nacido de un corazón limpio, en una buena conciencia y tambien en una fe no fingida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s