Las razones para escribir esta carta

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭13‬ RVR1960)

Al leer este versiculo, quizas porque soy yo…no lo se, pero no me ha quedado muy claro, si es a un grupo de personas o si es a dos. Obivamente el griego aqui nos ayuda, pero tiene un mensaje claro y muy bueno para poder seguir:

La vida cristiana, el anhelo del cielo y la vida eterna, se basan y se fundan sobre el continuamente creer. 

Este pensamiento ya se ha tratado en alguna otra vez, pero aqui se ve claramente con el uso de la palabra “a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios”. 

Este creer es un creer continuado.

Es un participio presente activo, lo que en castellano se añade como el “-do” al final de una palabra. Tenemos unos ejemplos: “Pablo estaba predicando“; estaba haciendo esa accion en ese momento. “Estoy caminando, hablando y tratando con varios temas”; en cada uno de estos ejemplos vemos que la accion es una accion que se esta llevando a cabo en este mismo momento.

Cuando creemos en Cristo, y le recibimos como  supremo Señor de nuestra vida, y El nos hace hijos aceptos delante de Dios,esta relación se mantie gracias a este “do” – tu responsabilidad y requerimiento es seguir creyendo. No puedes dejar de creer.

Volviendo ahora a el primer punto, si esta escrito a un o dos grupos, yo me inclino a pensar que es a dos grupos por como se expresa en el griego.

Ταῦτα ἔγραψα ὑμῖν ἵνα εἰδῆτε ὅτι ζωὴν ἔχετε αἰώνιον, τοῖς πιστεύουσιν εἰς τὸ ὄνομα τοῦυἱοῦ τοῦ θεοῦ. 
Estas cosas os he escrito a vosotros para que sepais que teneis vida eterna, a los que estais creyendo en el nombre del Hijo de Dios, y que podaís creer en el Hijo de Dios.

Yo creo que visto de esta forma, esta presentando el hecho de que la carta se ha escrito a 1) el grupo que ya ha creido, y que ya tiene la vida eterna y esta creyendo pero también a 2) un grupo que les esta animando a creer.

Este es un buen enfasis para nuestra vida, que podamos ser luz tanto a hermanos y compañeros de fe, como tambien a personas que no creen en el nombre del Hijo de Dios.