¿Con o sin?

Si recibimos el testimonio de los hombres, mayor es el testimonio de Dios; porque éste es el testimonio con que Dios ha testificado acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭9-12‬ RVR1960)

¿Cual dirías que es la evidencia más clara de que Dios salva a personas? Parece una pregunta un poco dificil, en principio, porque realmente es dificil pensar en una evidencia externa de un cambio interno.

Quizas ahi esta lo que nos puede ayudar a resolver esto. En estos versiculos se nos habla de un testimonio (μαρτυρία, martyria). El testimonio que Dios da de su propio Hijo es una cosa ¡que no se puede ver! No es tangiblemente evidente en lo fisico, sino que Dios lo da a aquellos que quieren y desean y anhelan ya esta revelación de su Hijo.

Este testimonio, nos dice en el versiculo 11, es “que Dios nos ha dado vida eterna;“. Todo aquel que cree en el Hijo, recibe esta vida eterna, porque esta “en su Hijo.” 

Esto me lleva a contestar la primera pregunta que hice a principio: “¿Cual dirias que es la evidencia más clara de que Dios salva a las personas? Yo creo que la respuesta es simple, pero efectiva: la evidencia son las personas mismas. Si realmente quieres ver si Dios existe y obra en las vidas de las personas, solo tienes que mirar la vida de alguien que ha sido transformada por ese testimonio y obra de Cristo.

Cuantas veces hemos comenzado a testificar a alguien con las palabras “Quiero explicarte que hizo Cristo en mi….” y ¿porque es? La razón es porque ese es el testimonio que Dios Padre puso como evidencia de su Hijo. 

Sin embargo, si rechazas este testimonio, llamas mentiroso a Dios. El simple hecho de pensar en llamar mentiroso a Dios ya nos llena de inquietud y rechazo, porque amamos a Dios. Pero una persona que no quiere tener nada que ver con El, no quiere reconocerle y amar su Ley, va a rechazarlo.

Queria tambien hacer un poco de nota sobra la “vida eterna”. Muchas veces posiblimente hablamos de que la vida eterna “viene” – una vez que muramos. 

Pero cuando salen estas dos palabras juntas (aion & zoe) no es en un sentido futuro. Es en el presente. De hecho, hay bastantes veces que en el Nuevo Testamento habla de tener esta vida eterna ahora, viviendola ahora. Eso es porque el distintivo del aion es que habla de la calidad de la vida, es decir, que los que han creido en el Hijo, disfrutan de la calidad de vida que sobrepasa tiempo y edad. 

Con eso, nuestro pensamiento se dijire a no vivir por el aqui. Hay mucho enfasis en CARPE DIEM o vive este dia como tu ultimo – aprovecha tu tiempo que no sabes cuanto te queda. Esto se usa para vivir mal, para vivir en los deseos y satisfaciones viscerales momentaneas.

Eso me recuerda a una anecdota que dice que alguien el pregunto a Spurgeon que haria diferente con su vida si supiera que iba a morir la siguiente semana. Su respuesta “Nada. Si creo que estoy viviendo en mi vida eterna, conforme a la voluntad de Dios, no tengo que cambiar nada de mi vida diaria para aprovechar mejor el tiempo.” Vaya palabras, y vaya reto – vivir en la voluntad de Dios, viviendo en el momento pero al mismo tiempo en el disfrute de la eternidad, esa calidad de vida sin fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s