Esos versículos “dificiles”….

Éste es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan. (‭1 Juan‬ ‭5‬:‭6-8‬ RVR1960)

Hay veces que al leer las Escrituras, nos encontramos con pasajes como este de hoy. Quizas lo lees por la mañana, y piensas, “No me he enterado porque quizas estaba medio dormido aún.” Te molesta durante el día, asi que cuando vuelves de trabajar, te pones a leerlo otra vez.

Basicamente, estos versiculos dicen que hay tres testimonios en la tierra del Señor JesuCristo: el agua, la sangre y el Espiritu. Ahora el Espiritu lo entendemos.

¿Pero el agua? ¿La sangre?

Como ya es nuestra costumbre, nuestro primer lugar de vista, va a ser volver al original para ver que luz nos puede dar a la hora de entender estos versiculos y lo que Juan esta diciendonos. 

Y efectivamente, nos ayuda con la palabra para sangre. Es la palabra haimatos, que no solo se refiere a sangre tal cual, sino sangre derramada, sangre ofrecida en sacrificio

Esto nos indica que uno de los testimonios del Señor Jesus es su muerte sacrificial en el Calvario. No es algo dificil de entender, ya que sin la muerte de Cristo, realmente todo su proposito es en vano.

Juan aqui se supone que esta atacando una vertiente heretica de los Gnosticos llamada Cerentian. Digo se supone porque el mismo no lo dice, pero lo que dice contrarresta lo que estas personas creían, que simplemente era que “Dios” entro en Jesus en el momento de su bautismo, pero le dejo en el momento de la crucifixión, y que Dios no murio. 

Juan por eso realza el hecho de que la sangre no es simplemente una sangre cualquiera, es una sangre derramada como un sacrificio.

Él está de acuerdo con que uno de los testimonios es el agua (o el bautismo). Pero realza “no mediante agua solamente“. 

Esta tambien es una leccion importante para nosotros al tratar con la Trinidad, algo que Juan lo asemeja en estos versiculos. Tenemos la tendencia a enfocarnos o centrarnos en un miembro de la Trinidad (normalmente Jesus, pero puede ser cualquiera de los tres miembros) y dejar a un lado a los otros dos, como si no fueran importantes o esenciales a la obra completa de la redención.

Deberiamos pensar en cómo es nuestra adoración, y aunque es cierto que es mas facil adorar al Hijo por lo que ha hecho, debemos pensar en como y que han obrado Dios Padre y el Espiritu Santo en nuestras vidas, y la obra que continuan haciendo para poder disfrutar y adorarles como merecen tambien. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s