Y a ti, ¿qué te ha pasado?

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. (‭1 Juan‬ ‭4‬:‭14‬ RVR1960)

Cuando alguien tiene un encuentro con Jesus, es natural que su vida cambie radicalmente. Desafortunadamente, este cambio, con ese fervor no se mantiene con vigor por mucho tiempo, a menos que la llama de ardor se vaya cuidando.

Aqui Juan echa mano de su posicion como apostol de primera mano, y puede compartir con nosotros su propia experiencia y conocimiento. Pero hay algo muy sencillo y a la vez complicado que podemos aprender de como nos lo presenta: “Y nosotros“.

Le habria sido igual de facil decir “Y yo” porque al fin y al cabo, Juan es el que esta escribiendo la carta. Juan era el discipulo amado y Juan habia vivido experiencias con el Señor que el grupo grande de el resto de los discipulos no lo habia hecho, como ver la transfiguracion o la tumba abierta.

Sin embargo, con toda humildad, Juan dice “Y nosotros” incluyendo a todos los que le habian visto. Realmente un signo de humildad y de como incluir a sus compañeros de servicio en su mensaje.

Aqui Juan dice que le vieron y testifican de que el Padre ha enviado al Hijo.

Podemos pensar en las varias veces que el Padre se revelo y hablo directamente hacia los que estaban de espectadores; tambien en palabras personales de Jesus que quizas en el momento de expresarse, los discipulos no las entendieron.

La palabra aqui es theatomai, que se utiliza para vista con comprension, contemplar, analizar, concentrarse en algo para que esto afecte al visor.

Pero no se quedaron impactados “simplemente” sino que con ese conocimiento se hicieron “testificadores” o “martureo” – uno que da un reportage a otro, un testimonio a otro.

Supongo que ya has visto la palabra mártir ahi. Un martir esta diciendo algo de su fe. Esta expresandolo al nivel de que considerariamos radical.

Pero ahi es donde nos equivocamos y hacemos que el evangelio sea tan poco productivo en nosotros: no es nada radical ir en pos de Cristo! No es de radical alzar la voz en contra de lo que Dios quiere; no es de radical seguirle con pasion y fervor y hacer cosas que si, al mundo les parece locura, pero realmente no lo son!

Estamos acomodados en nuestras vidas, viviendo tranquilamente, dejando que el mundo polute nuestras mentes, vidas, hogares y no queremos levantar un dedo para hablar o actuar en contra de ello; eso si, que el culto de “adoración” no tenga ningun fallo humano, para poder ser “presentable” a Dios.

Te digo lo que Dios dice: “vomitara“. Ni frio, ni caliente, sino tibio. Nos asusta ser completamente de Dios; vemos que tenemos tanto que perder a nivel horizontal, que menospreciamos el daño que hace a nivel vertical.

Que Dios nos ayude con valentia a testificar “que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s