Dios y el amor

Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. (‭1 Juan‬ ‭4‬:‭7-11‬ RVR1960)

No es dificil de ver porque el titulo de esta seccion. En estos 5 versiculos, las palabras amor, amar o amemonos salen 13 veces!!

Pero el enfasis de Juan no es presentar lo bonito y maravilloso del amor de Dios, una idea romantica y tierna, sino muestra el amor de Dios como algo que al experimentarse, trae consigo una reaccion.

Esto lo vemos de forma directa y concisa en el v7. Amemonos unos a otros. Y despues, cualquier padre sabe la pregunta que sigue despues de cualquier afirmacion: ¿PORQUE?

Como seres humanos, tenemos la tendencia a no reaccionar a menos que sepamos a ciencia cierta el PORQUE de algo. La Biblia nos explica muchisimas razones de porque las cosas, pero tambien hay cosas que pide fe.

Fe es poder creer en algo sin poder verlo. O en el caso de nuestra illustracion, sin poder ver el porque de algo.

Pero en el v7, nos dice el porque debemos amarnos unos a otros. La razon es aparentemente sencilla y facil de entender.”El amor es de Dios.”

Pero no es un “de” de pertenencia: “El coche es de el niño” sino un “de” de procedencia. El amor VIENE de Dios. Dios es amor, y todo amor verdadero viene por parte de Dios. Todo aquel que ama, es engendrado, forma parte de la familia de Dios. Es nacido, una vez mas, “de” Dios. Proviene este nacimiento de Dios.

Parece que esta inferencia es peculiar al evangelio de Juan y tambien la primera epistola de Juan. Es que Dios confiere a los hombres la naturaleza y la disposicion de sus hijos, impartiendoles vida eterna – por su propio poder incitando y persuadiendo a las almas de poner su fe en Cristo y vivir una nueva vida consagrada a si mismo.

Se encuentra en el passivo, con lo cual tu no tienes ningun control sobre ello, no tienes forma de hacer nada con ello. Es algo que Dios hace en ti.

Lo que si que es activo es ginosko – conocer a Dios. Si tenemos este amor en nosotros, nos lleva a ser hijos de DIos y a conocerle de una forma intima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s