El paso del mundo

Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. (‭1 Juan‬ ‭2‬:‭17‬ RVR1960)

Cuando estás en medio de algún disfrute, de una situación óptima, muchos de nosotros tendemos a pensar “¡cuanto me gustaría si fuera así siempre!”

El kosmos del qué habla Juan, es el mundo físico, el mundo real donde vivimos. La palabra ya hemos comentado que se refiere a orden, estructura, adorno.

Lo que encontramos aquí es que el mundo este está pasando, y no sólo el mundo, sino sus epithymia, sus deseos (v16) también están en proceso de pasar.

Entonces llegamos a esta “voluntad de Dios”. Ya que el cristiano que esta interesado en ser luz, ser obediente, amar correctamente, querrá hacer esta voluntad de Dios.

Desafortunadamente, la voluntad de Dios se presenta muchas veces como un gran misterio, o como una cuestión mágica – al fin y al cabo, ¿quien lo puede discutir?

Sólo 5 veces en el NT sale esta frase, pero podemos sacar varias lecciones:

1. La voluntad de Dios es que ande en honor, sin causar agrávio, en honestidad, tanto con las personas que tengo cerca, como las que no conozco.

pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo.” (‭1 Tesalonicenses‬ ‭4‬:‭3-8‬ RVR1960)

2. La voluntad de Dios es que de gracias en todo.

Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” (‭1 Tesalonicenses‬ ‭5‬:‭18‬ RVR1960)

3. La voluntad de Dios es que este confiado ante un mediador que me conoce e intercede conforme a la voluntad de Dios, y obra en mi vida para moldearme más a Ese mediador.

Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.” (‭Romanos‬ ‭8‬:‭27-29‬ RVR1960)

4. La voluntad de Dios es que haga el bien, un bien que tenga el poder de Dios detrás de el.

Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal. Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;” (‭1 Pedro‬ ‭3‬:‭17-18‬ RVR1960)

5. La voluntad de Dios es que no me someta y luche contra el deseo poderoso de la parte no redimida en mi, mi carne, el deseo poderoso de mi codicia, mis ojos, y el ser orgulloso y embriagado conmigo mismo.

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.” (‭1 Juan‬ ‭2‬:‭16-17‬ RVR1960)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s