Eso ya lo he dicho yo…..

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. (‭1 Juan‬ ‭1‬:‭9‬ RVR1960)

Hay muchas veces que nos molesta cuando alguien dice lo mismo que nosotros. De hecho, cuando uno es niño, es una de las formas más fáciles de molestar a otro, repitiendo cada palabra que dice.

Pero cuando Dios dice “homologeo“, El quiere que tu repitas lo que El dice de algo.

En este versículo se traduce como confesar. Cuando confiesas algo, estas diciendo lo mismo, estas de acuerdo con, y con la misma mentalidad que el escritor u orador inicial.

¿Qué piensa Dios del pecado? Cuándo nos equivocamos y caemos en tentación, estamos en desacuerdo con Dios sobre que es el pecado. No le estamos ‘repitiendo’.

Pero cuando confesamos, estamos poniéndonos en línea, de hecho intensamente, ¡ya que implica también proclamar y dar gracias y prometer!

El miedo y la frustración nos pueden cegar al pensar en confesar nuestro pecado delante de personas. Tememos las repercusiones que pueda haber relacionado con la verdad, y nos callamos, no dándonos cuenta que el hoyo que cavamos es peor que el que supuestamente estaríamos confesando.

Digo supuestamente, porque tal como Dios obra en ti para que estés receptivo a Su Espíritu, obra también en los que te rodean y quieren que reciben tu confesión.

Hasta ahora hablaba de personas a tu alrededor, pero el pasaje habla de a quien más cuentas, y por tanto más respeto y seriedad deberías tener al confesar: a Dios.

¡Qué responsabilidad pensar que debes venir delante de Dios y contarle todo lo que has hecho en contra de su soberana voluntad!

Terror de las consecuencias sería lo mínimo que pasaría por nuestra cabeza.

Eso es, si este versículo no acabara.

¡DICE QUE DIOS ES FIEL Y JUSTO PARA PERDONARNOS!

Antes incluso de nuestra confesión, ya tenemos como va a responder Dios. Imagínate qué descanso y que alivio, no tener que estar en ascuas para saber tu resultado eterno delante de Dios.

Dios es fiel. Pistos, o uno en el cual puedes depositar confianza sin temor. Fiable, sería otra forma de verlo.

Dios es justo. Dikaios, o imparcial. Es recto, medido, conforme a su propia voluntad.

Y esto es lo que hace: “el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s